Los beneficios de la lactancia

En todo el mundo, existe un consenso unánime acerca de la importancia de la lactancia materna. Esto aparece reflejado en la recomendación de la Organización Mundial de la Salud en la que se indica que las madres deberían dar el pecho como único alimento a sus bebés durante sus primeros seis meses de vida, manteniendo la lactancia junto con alimentos sólidos, como mínimo, a lo largo de los dos primeros años. Además, la lactancia tiene otras ventajas aparte de sus beneficios nutricionales: protege al bebé contra infecciones, regula y mejora los sistemas fisiológicos de la madre y del bebé, y facilita el establecimiento de un vínculo entre ambos.
Beneficios para las madres

Ventajas para las madres

El contacto físico entre la madre y el bebé en el inicio del puerperio ayuda a prolongar el periodo de lactancia y puede contribuir a adaptar el tracto gastrointestinal de la madre para satisfacer las mayores necesidades de energía durante la lactancia. La lactancia aumenta la atención de la madre a las necesidades de su bebé, acelera la involución uterina tras el parto y reduce el riesgo de hemorragias. Asimismo, ayuda a la madre a recuperar su peso anterior al embarazo y reduce el riesgo de cáncer de ovarios y cáncer de mama, de enfermedades cardiovasculares y de diabetes tipo 2.

La lactancia ofrece efectos antiestrés a largo plazo; durante cada toma, las madres experimentan una reducción de la presión arterial y de los niveles de cortisol, así como menores aumentos del cortisol en respuesta al estrés físico, en comparación con las madres que alimentan con biberón. Las madres lactantes tienen más probabilidades de estar más tranquilas y de ser más sociables que otras mujeres de edad similar que no dan el pecho ni están embarazadas. De hecho, las madres que tienen contacto piel con piel con sus recién nacidos inmediatamente después del parto pasan más tiempo con sus bebés, interactúan más con ellos durante la lactancia y dan el pecho durante más tiempo.

Beneficios para los bebés

Beneficios para los bebés

La leche materna ofrece a la vez una nutrición óptima (grasa, lactosa, proteínas y macronutrientes) para contribuir al crecimiento y el desarrollo, y una protección completa (componentes bioquímicos y celulares) contra infecciones. Los bebés nacidos a término que reciben leche materna presentan mejorías significativas de su estado nutritivo, de su maduración gastrointestinal y de su neurodesarrollo, así como menos enfermedades infecciosas y crónicas en comparación con los lactantes alimentados con leche de fórmula. Los bebés prematuros que reciben leche materna obtienen beneficios adicionales, como un menor riesgo de enterocolitis necrosante (ECN), intolerancia a la alimentación enteral, neumopatías crónicas, retinopatía de la prematuridad, retraso en el neurodesarrollo y reingreso en el hospital.

En relación con el desarrollo, la lactancia beneficia a los bebés de varias maneras: mejora el neurodesarrollo y los datos de comportamiento, y reduce el riesgo de obesidad y de diabetes tipo 2 en la edad adulta. Además, la lactancia favorece el normal desarrollo facial y oral de los bebés, incluyendo una mejora de la dentición, de la actividad de los músculos peribucales y maseteros y del crecimiento del paladar. Asimismo, también reduce el riesgo de otitis media.

El acto de dar el pecho también facilita la creación del vínculo afectivo entre la madre y el bebé. El contacto piel con piel y la estimulación táctil del pezón, incluido el acto de la succión, provoca la liberación de oxitocina, un componente fundamental del reflejo de eyección de la leche que crea un vínculo entre la madre y el bebé. La liberación de oxitocina aumenta el flujo sanguíneo hacia el tórax de la madre y el área del pezón, lo que eleva la temperatura de la piel y crea un entorno cálido y acogedor para el lactante.

Resúmenes de estudios
Resúmenes de estudios
Breastfeeding and maternal and infant health outcomes in developed countries (en inglés)

We reviewed the evidence on the effects of breastfeeding on short- and long-term infant and maternal health outcomes in developed countries. ...

Ip S, Chung M, Raman G, Chew P, Magula N, DeVine D, Trikalinos T, Lau J (2007)

Evid Rep Technol Assess (153):1-186
An exclusively human milk-based diet is associated with a lower rate of necrotizing enterocolitis than a diet of human milk and bovine milk-based products (en inglés)

To evaluate the health benefits of an exclusively human milk-based diet compared with a diet of both human milk and bovine milk-based products in extremely ...

Sullivan S, Schanler RJ, Kim JH, Patel AL, Trawöger R, Kiechl-Kohlendorfer U, Chan GM, Blanco CL, Abrams S, Cotten CM, Laroia N, Ehrenkranz RA, Dudell G, Cristofalo EA, Meier P, Lee ML, Rechtman DJ, Lucas A (2010)

J Pediatr. (156):562-7
Productos relacionados
Productos relacionados
Más información
Más información

¿Qué entra dentro de lo «normal» en relación con la lactancia materna?

Leer más

Beneficios de la leche materna

Leer más
Bibliografía

Altemus, M. et al. Suppression of hypothalmic-pituitary-adrenal axis responses to stress in lactating women. J Clin Endocrinol Metab 80, 2954-2959 (1995).

Chung, M. et al. Interventions in primary care to promote breastfeeding: An evidence review for the U.S. Preventive Services Task Force. Ann Intern Med 149, 565-582 (21-10-2008).

Diouf, J.S. et al. Influence of the mode of nutritive and non-nutritive sucking on the dimensions of primary dental arches. Int Orthod 8, 372-385 (2010).

Gartner, L.M. et al. Breastfeeding and the use of human milk. Pediatrics 115, 496-506 (2005).

Inoue, N., Sakashita, R. & Kamegai, T. Reduction of masseter muscle activity in bottle-fed babies. Early Hum Dev 42, 185-193 (1995).

Ip, S. et al. Breastfeeding and maternal and infant health outcomes in developed countries. Evid Rep Technol Assess (Full Rep) 153, 1-186 (2007).

Kramer, M.S. et al. Effects of prolonged and exclusive breastfeeding on child behavior and maternal adjustment: Evidence from a large, randomized trial. Pediatrics 121, e435-e440 (2008).

Labbok, M.H. and Hendershot, G.E. Does breast-feeding protect against malocclusion? An analysis of the 1981 Child Health Supplement to the National Health Interview Survey. Am J Prev Med 3, 227-232 (1987).

Murray, E.K., Ricketts, S. & Dellaport, J. Hospital practices that increase breastfeeding duration: results from a population-based study. Birth 34, 202-211 (2007).

Nissen, E. et al. Oxytocin, prolactin, milk production and their relationship with personality traits in women after vaginal delivery or Cesarean section. J Psychosom Obstet Gynaecol 19, 49-58 (1998).

Rosenbauer, J., Herzig, P. & Giani, G. Early infant feeding and risk of type 1 diabetes mellitus - a nationwide population-based case-control study in pre-school children. Diabetes Metab Res Rev 24, 211-222 (2008).

Schwarz, E.B. Infant feeding in America: enough to break a mother's heart? Breastfeed.Med. 8, 454-457 (2013).

Sullivan, S. et al. An exclusively human milk-based diet is associated with a lower rate of necrotizing enterocolitis than a diet of human milk and bovine milk-based products. J Pediatr 156, 562-567 (2010).

Uvnas-Moberg, K. and Petersson, M. [Oxytocin, a mediator of anti-stress, well-being, social interaction, growth and healing]. Z Psychosom Med Psychother 51, 57-80 (2005).

Vohr, B.R. et al. Persistent beneficial effects of breast milk ingested in the neonatal intensive care unit on outcomes of extremely low birth weight infants at 30 months of age. Pediatrics 120, e953-e959 (2007).

WHO and UNICEF. Global strategy for infant and young child feeding (World Health Organization, Geneva, 2003).

Widstrom, A.M. et al. Short-term effects of early suckling and touch of the nipple on maternal behaviour. Early Hum Dev 21, 153-163 (1990).

Winberg, J. Mother and newborn baby: Mutual regulation of physiology and behavior - a selective review. Dev Psychobiol 47, 217-229 (2005).